Se dijo después

El capitán Nasazzi saluda a su par argentino
Años más tarde, el capitán y caudillo de aquel seleccionado uruguayo, José Nasazzi, como intentando dejar un buen recuerdo en la memoria colectiva del mundo futbolístico, declaró varios años después: “Durante la semana, los hinchas, sabedores de que Luis Monti, era un hombre fundamental en los argentinos, lo presionaron, lo amenazaron. Monti, por su fuerza, era capaz de ganar la final solo. Los dirigentes argentinos, además, le pidieron que jugara liviano. ¡Cómo se equivocaron!. Monti no pegó y jugó caballerescamente. Perdió importancia, pero no fue un cobarde como dijeron después. Cumplió órdenes. Con esa ventaja, todo fue más sencillo para nosotros“. Si es que no tiene miedo, debió aclarar.

Con referencia al supuesto juego brusco charrúa, explicaba el argentino Ferreira: “Algunos dijeron en su momento que Uruguay hostigó a Argentina porque dio muchas patadas. Eso es cierto. Ellos jugaron fuerte como siempre lo hicieron…”

Deja un comentario