Cuando Hitler mató al fúbol

Wunderteam
Matthias Sindelar
El mejor jugador del denominado Wunderteam (equipo maravilloso), Matthias Sindelar, alias “el Mozart del fútbol”, deslumbró en el ´34 y falleció trágicamente en 1939, ya que con Austria anexada por Alemania, él se negaba a representar a una nación liderada por el genocida de Adolf Hitler. Por ese motivo lo marcaron como opositor, le impidieron jugar, trabajar y cruzar las fronteras, quedando olvidado y sin trabajo, además fue perseguido y se ofreció una recompensa a quién lo delatara.

Lo denunció uno de sus compañeros de equipo del Wunderteam y el 22 de enero él y su esposa italiana Camila, se suicidaron inhalando gas de la cocina ante la posibilidad de terminar en un campo de concentración. En el club en el que jugaba se recibieron más de quince mil telegramas de pésame, y por ese mismo motivo el correo estuvo atascado por seis días, a su funeral asistieron cuarenta mil personas que enfrentaron la amenazadora presencia de tropas nazis para asistir al funeral.

La calle donde él vivía, pasó de llamarce Laaerberg a Sindelarstrasse.  
 
En el 2000, la Federación de Historia y Estadísticas del Fútbol lo nombró como el jugador austriaco más importante de todos los tiempos.

Deja un comentario