El verdadero héroe

Antal Szabó salva su valla
Años más tarde el arquero húngaro que disputó la final, Antal Szabó, recordaba: “Nunca en mi vida me sentí mas feliz después de un partido. Con los cuatro goles que me hicieron, le salvé la vida a once seres humanos. Me contaron antes de empezar el partido que los italianos habían recibido un telegrama de Mussolini que decía: “Vencer o Morir“. Ganaron“.

Deja un comentario