O mais grande do mundo

El Maracaná en construcción
Se lo llama popularmente Maracaná, aunque su verdadero nombre es “Jornalista Mario Filho”, en honor al periodista y dueño del diario “Jornal dos Sports”, quién treinta meses antes de comenzar el torneo comenzó una campaña, mediante la publicación de notas y presionando a los altos dirigentes del fútbol brasileño para que se construyera un estadio para 200.000 espectadores.

Las autoridades del Municipio de Río, luego de ver el empeño puesto por el periodista para la construcción de semejante obra, decidieron bautizarlo con el nombre del reportero y convertirse de esa forma en el único estadio de fútbol que lleva el nombre de un cronista.

El estadio que fue sede de la final del mundo se construyó especialmente para esa ocasión por decisión del gobierno brasileño y la Municipalidad de Río de Janeiro, por intermedio del general Anego Menees de Moráis, quién movilizó a mil quinientos conscriptos para que pudieran colaborar con la terminación a tiempo del estadio.
La obra comenzó el 2 de agosto de 1948 y duró veintidós meses, 665 días exactamente, contaba con una capacidad de 183.354 espectadores, aunque a la final asistieron 203.849 personas exactamente, donde había solamente unos cien hinchas uruguayos.

Fue inaugurado en 1950, un día antes de comenzado el mundial, con un partido de entrada gratuita donde se enfrentaron cariocas y paulianas. El partido se disputó con varios parates sosteniendo vísceras y tribunas ya que no habían fraguado por completo los materiales. Ese mismo día Anego Moráis les dijo, por los altoparlantes del estadio, a los futbolistas seleccionados brasileños: “Yo hice mi obra, ahora les toca a ustedes”.
Pero ustedes se preguntarán, ¿por qué todos le llaman Maracaná en vez de Jornalista Mario Filho?, o ¿por qué Maracaná?, o ¿que quiere decir Maracaná?, no se pongan ansiosos. Popularmente se lo conoce como Maracaná, porque el estadio se ubica en el barrio de Maracaná, sobre la avenida Maracaná, y Maracaná es una palabra de origen Guaraní que es una especie de loro que vive en la selva.

En la construcción del estadio se emplearon:
• 464.650 toneladas de cemento.
• 1.275 metros cúbicos de arena.
• 3.933 metros cúbicos de piedra.
• 10.597.661 kilogramos de hierro.
• 55.250 metros cúbicos de madera.

Cuando se disputó el primer partido del Mundial en el Maracaná, los accesos al estadio y los vestuarios estaban en obra, mientras que el palco de prensa no existía. Los organizadores lograron que la cancha se habilitara de todas formas, aunque la obra se completó al año siguiente.

2 comentarios en “O mais grande do mundo

Deja un comentario