Confianza que le dicen…

Diario brasilero del día previo a la final
Los jugadores brasileños en vistas a lo hecho hasta ese partido y minutos antes de rodar la pelota, le fueron entregados en los vestuarios un reloj de oro para cada uno, que en el dorso, estaban grabados con la siguiente consigna: “Para los campeones del Mundo”.

A la salida del estadio se encontraban once limusinas listas para llevar a cada uno de los jugadores brasileños a sus hogares.

Los principales diarios de Brasil ya tenían sus primeras planas impresas, las carrozas de carnaval estaban preparadas para encabezar el carnaval de los festejos y ya se habían vendido mas de 500.000 camisetas con la inscripción de: “Brasil Campeao 1950”, el estadio se encontraba decorado con pancartas que decían: “Homenaje a los Campeones del Mundo”, además la Casa de la Moneda había acuñado monedas conmemorativas con los nombres de los jugadores brasileños, la banda de músicos presente en el estadio, quienes al finalizar el cotejo debían tocar el himno del ganador, no tenían la partitura del Himno Uruguayo.

Incluso el mismo presidente de la F.I.F.A., Jules Rimet, estaba convencido del triunfo local, en el bolsillo derecho de su saco llevaba un discurso en homenaje a los campeones brasileños, escrito en portugués.

{youtube}LVJfDs5mkfY|560|420{/youtube}

Deja un comentario