Brasil homenajea al responsable del Maracanazo

Alcides Ghiggia
El ex jugador Alcides Ghiggia, autor del gol con el que Uruguay conquistó el Mundial de fútbol en la final contra Brasil en el mítico estadio de Maracaná, ha sido homenajeado en el mismo recinto, al convertirse en la persona número cien que entra en el Salón de la Fama.

Ghiggia puso sus pies sobre un molde para ocupar un lugar entre los grandes jugadores de la historia, como brasileño Pelé o el portugués Eusebio.
El ex jugador, de 83 años, abrumado y tímido, declinó responder preguntas de los periodistas en el estadio de Río de Janeiro, limitándose a emitir unas pocas palabras cordiales y un ‘Viva Brasil‘ antes de retirarse.

Acompañado a cada paso por un equipo de la televisión alemana, que realiza un programa documental sobre fútbol, el ex futbolista uruguayo, de 83 años, se convirtió en el centésimo deportista en dejar las huellas de sus piés en el Paseo de la Fama del estadio Maracaná, en Río de Janeiro. “Jamás pensé que recibiría un homenaje en Maracaná. Agradezco sinceramente al público su apoyo y le deseo muchas felicidades en el Año Nuevo.”, afirmó Ghiggia, aplaudido con entusiasmo por las personas presentes en la ceremonia.

Estoy un poco emocionado. Sólo quiero agradecer a todos desde mi corazón por la recepción que me han dado“, dijo el uruguayo, cuyo gol marcó entonces un momento de intenso trauma colectivo para los brasileños.

Casi 200.000 hinchas locales habían acudido al entonces nuevo Maracaná con la esperanza de ver a su selección nacional ganar su primera Copa del Mundo. Brasil sólo necesitaba un empate contra su vecino para levantar la copa como local, una victoria que ya había sido declarada por algunos políticos y periódicos locales.

Pero el nervioso equipo brasileño no logró mantener su ventaja de 1-0 y posteriormente permitió que Ghiggia se escapara por el costado derecho y anotara el segundo gol que dejó muda a la multitud en el que era entonces el mayor estadio de fútbol en el mundo.

El Maracaná, que a partir del año próximo será cerrado para una reforma de modernización con miras al Mundial de fútbol de Brasil 2014, había sido recién inaugurado en ese 26 de julio de 1950, cuando un público estimado en casi 200.000 personas se hundió en tristeza al ver sepultado el sueño de conquistar su primer Mundial de fútbol a raíz del tanto anotado por Ghiggia a los 80 minutos de juego. “Sólo tres personas lograron callar Maracaná: el Papa, Frank Sinatra y yo“, dijo alguna vez el uruguayo, al recordar esa jornada histórica para el fútbol mundial que destrozó el corazón de los brasileños y fue el gran momento de júbilo de la Celeste Olímpica, que no ha logrado revivir ese momento de gloria.

Considerado como el más grande jugador de la historia del equipo de Peñarol, con el que conquistó tres títulos del campeonato uruguayo en un período de cinco años, Ghiggia también brilló en Italia, cuando actuó en el Milan, donde estaba su compatriota Schiaffino, y llegó a vestir la camiseta azzurra durante las eliminatorias del Mundial de Suecia 1958.

Deja un comentario