Andá a cantarle a Fontaine

Just Fontaine
El goleador del mundial fue el francés Just Fontaine, quién hizo trece goles en seis partidos, convirtiéndose no solo en el máximo anotador en un torneo de la historia de los mundiales, sino incluso en el jugador con mayor promedio de gol por partido con 2.20 por cotejo, mérito compartido con el húngaro Sándor Kocsis en 1954, quién realizó once goles en cinco encuentros. Fontaine integró en esa selección francesa el popularmente llamado “Trío de Oro”, junto con Raymond Kopaszewski (Kopa) y Piantoni.

El goleador francés, por haber sido el máximo artillero del torneo se hizo acreedor de un fusil de fabricación sueca.

Fontaine, aprovechando su bien ganada popularidad como futbolista decidió lanzar su carrera como cantante, el futbolista, portador de una voz suave y agradable, vendió bastantes discos.

El goleador galo declaró en su momento de mayor auge musical: “Se que no soy un gran cantante, pero me pagan muy bien y no es culpa mía que a otros, que quizá canten mejor, les ofrezcan menos”.

Deja un comentario