Mané, de ídolo a demonio

Garrincha con
Mane y sus hijas
Garrincha, de regreso a su país, gran cantidad de padres de familia brasileños, le ofrecían sus hijas adolescentes para que tengan nietos que jugaran al fútbol tan bien como él.

Pero eso situación se revirtió rápidamente cuando los medios de comunicación cariocas dieron a conocer el romance del delantero brasileño con una cantante (también brasileña) llamada Elza Soares, Mané dejó a su familia y se juntó con su nueva pareja. La prensa dio a conocer la situación y criticó duramente la actitud del futbolista, desatando una campaña “anti-Garrincha” en el país.

Elza le enseña a tocar el piano a Garrincha

El pueblo llegó a apedrear el departamento que compartían la cantante y Mané. Ahí comenzó a declinar su carrera.

Mane hace jueguito para Elza
Finalmente Garrincha se casó en cuatro oportunidades, teniendo un total de catorce hijos, murió el 20 de enero de 1983, a los cincuenta años de edad, en la pobreza y por el consumo en exceso de alcohol.

Un día antes de morir, le entregó a su última esposa un billete de lotería para que controlara su suerte y si ésta llegaba a ser buena, la tomara como herencia. A su velatorio asistieron más de cien mil personas.

Actualmente, su ciudad natal, Pau Grande, pasó a llamarse “Cidade Mané Garrincha”

Deja un comentario