Amistad divino tesoro

Sir Stanley Rous
Quizás ustedes se pregunten ¿cómo es posible que un hondureño, país prácticamente sin historia futbolera, sea presidente del Comité Disciplinario de la F.I.F.A.?, ¿más aún sabiendo que Madura no tenía el menor conocimiento sobre éste deporte?.

Bueno, la pregunta es más sencilla de lo que parece, al igual que varios años atrás había funcionado el Nepotismo Napoleónico, Stanley Rous, por ese entonces presidente de la F.I.F.A., optó por ponerlo al hondureño en ese cargo debido a que contaba con otros atributos, quizás no tan públicos.

Madura, era un millonario de mediana edad, tildado de homosexual y con una estrecha amistad con el señor Rous, nacida en una noche parisina, justamente París, la llamada comúnmente “la ciudad de los enamorados”.

Luego, el 30 de mayo de 1970, en vísperas del mundial de México, Rous encontró bajo la puerta de la habitación de su hotel, encontró un sobre conteniendo dos fotos donde lo mostraban en una situación más que comprometida con Madura y una carta que lo amenazaba con publicar las fotos si no renunciaba a la presidencia de la F.I.F.A., finalmente, con gran cintura política, supo arreglar una reelección más y entregarle el trono en 1974 al brasileño Joao Havelange.

Deja un comentario

cameraMenu - 2
A %d blogueros les gusta esto: