Fair Play a la europea

Zidane y la copa
En el campeonato se consagraron primeros en el rubro Fair Play, los seleccionados de Inglaterra y los dueños de casa, los mismos sumaron 828 puntos.

La puntuación se basa en una escala realizada de acuerdo a la conducta de los equipos dentro del campo de juego y a la caballerosidad deportiva de sus futbolistas. Teniendo en cuenta, obviamente entre otras cosas, las tarjeras rojas y amarillas.

Estos últimos lograron el galardón de la F.I.F.A., a pesar de haber sufrido tres expulsiones durante la copa, Desailly, Blanc y Zidane, (quién fue suspendido por dos partidos por pisar a un rival).

Otro dato curioso de la concesión de los premios Fair Play por parte de la cúpula de la F.I.F.A. es que la selección francesa, junto con la holandesa y la croata, fueron las tres que cometieron mayor cantidad de infracciones (126) durante el Mundial.

Ambos países ganaron un trofeo, medallas para sus jugadores y 25.000 dólares en equipos de fútbol para el fútbol juvenil de cada país.

En el tercer lugar quedó Noruega.

En éste torneo se registraron más cantidad de expulsados que en ningún otro Mundial, con veintiún futbolistas que vieron la tarjeta roja en sus narices.

Debido a la gran cantidad de tarjetas mostradas en los primeros días, el presidente de la F.I.F.A., les dio un ultimátum a los árbitros, luego al ver los satisfactorios resultados declaró Joseph Blatter: ” Estoy contento de que los árbitros hayan entendido y comprendido mi mensaje….han hecho bien su trabajo

Uno de los que recibió una expulsión en éste torneo sentó un precedente especial, el camerunés Rigobert Song Bahanang, quién se convirtió en ser el único jugador que fue expulsado en dos Mundiales diferentes, la primera roja la vió el 24 de junio contra Brasil en U.S.A. ´94 y la segunda el 23 de junio de 1998 frente a Chile.

Deja un comentario